Spanish Ministry

 
 

Declaracion de Fe de la Iglesia Bautista Fairview

 

Articulo I – Las Escrituras

Creemos que las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento son inspiradas verbalmente por Dios en todas sus partes, y por lo tanto, sin error; y que son la autoridad suprema y final para nuestra fe y vida (II Timoteo 3:16-17; II Pedro 1:19-21).

 

Articulo II – El Dios Verdadero

Creemos que hay un solo Dios vivo y verdadero, infinito en toda excelencia; que en la unidad de la Deidad hay tres personas distintas, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo; sin embargo uno en esencia e igual en cada perfección divina (Éxodo 20:2, 3; I Corintios 8:6; I Juan 5:7).

Creemos en la Deidad absoluta del Hijo, el Señor Jesucristo, que fue engendrado por el Espíritu Santo, que nació de la virgen María, y que es verdaderamente Dios y verdaderamente hombre (Mateo 1:18-25; Lucas 1:26-38; Juan 1:1-2, 14; I Juan 5:20).

Creemos que el Espíritu Santo es una Persona Divina, igual con el Padre y el Hijo y de la misma esencia y naturaleza; que convence de pecado, de justicia y de juicio, da testimonio de la verdad, es el agente del Nuevo Nacimiento, y que sella, dota, guía, ensena, testifica, Santifica y ayuda al creyente, morando en cada verdadero hijo de Dios (II Corintios 13:14; Juan 14:16-17; 16:8-14; Romanos 8:9, 14-27).

 

Articulo III – El Diablo o Satanás

Creemos en la personalidad distinta de Satanás, que es el dios impío de este siglo, el autor de todas las potencias de las tinieblas y del pecado y esta destinado al juicio eterno en la lago de fuego (Mateo 4:1-3; II Corintios 4:4; Apocalipsis 20:10).

 

Articulo IV – La Creación

Creemos que Dios creo los cielos y la tierra, incluyendo toda vida, “cada uno según su genero”, en un acto directo y no mediante el proceso de la evolución (Génesis 1-2; Colosenses 1:16-17; Juan 1:3).

 

Articulo V – La Caída del Hombre

Creemos que el hombre, en la persona del primer Adán, fue creado en inocencia, pero por medio de la transgresión voluntaria cayo en pecado y así hundió a toda la raza humana en al condenación y la muerte, de modo que toda la humanidad nace en pecado y es formada en maldad, y llega a ser pecadora por voluntad propia; por lo cual el hombre es inexcusable ante Dios (Génesis 3; Romanos 5:10-19).

 

Articulo VI – La Redención del Pecado

Creemos que la única manera de escapar de la condenación del pecado es mediante la redención hecha por Jesucristo, cuando El voluntariamente tomo el cuerpo y la naturaleza de hombre, pero sin pecado, y con su sufrimiento, muerte y resurrección ha satisfecho completamente la justicia de Dios en cuanto al pecado del hombre.  Creemos que las bendiciones de esta salvación son dadas por gracia a todos los que creen y confiesan a Cristo como su Salvador; y que es el deber inmediato de todos aceptar esta oferta de misericordia (Juan 1:1-3, 14; 3:5-7; Hebreos 10:4-14; Hechos 16:30-33).

 

Articulo VII – La Salvación por Gracia

Creemos que tener fe en la obra consumada del Señor Jesucristo es el único requisito para la salvación del pecado y que esta salvación es completamente por gracia; que ninguna obra, por buena que sea, puede salvar (Hechos 16:31; Efesios 2:8-9; Tito 3:5-7; Romanos 10:9-13).

Creemos que todos los que reciben a Cristo como su Salvador son nacidos de arriba y están eternamente seguros en Cristo (Juan 10:28-29; Romanos 8:35-39; Filipenses 1:6).

 

Articulo VIII – La Iglesia

Creemos que una iglesia verdadera de Cristo es una asamblea de creyentes en Cristo, bautizados después de una profesión de fe; organizados y unidos en las doctrinas bíblicas; comprometidos en mantener en mantener las ordenanzas conforme a las Escrituras; reconociendo a Cristo como la única cabeza, tomando la Bíblica como única regla de fe y practica; y cuyos oficiales son Pastor u Obispo y diáconos (Hechos 2:41-42; Mateo 28:19-20; Efesios 1:22-23; Filipenses 1:1; I Timoteo 3:1-13).

 

Articulo IX – Las Ordenanzas

Creemos que las ordenanzas bíblicas de la iglesia son el bautismo en agua y la cena del Señor; y que el bautismo es la inmersión en agua del creyente en Cristo, como símbolo de su fe en la muerte, sepultura ya resurrección de Jesucristo; y que la cena del Señor consiste en dos elementos que son pan sin levadura y vino (jugo de uva no fermentado), los cuales representan, respectivamente, el cuerpo y la sangre de Jesucristo; y que los participantes de la cena son creyentes bautizados; y que la cena conmemora el sufrimiento y a muerte de Cristo hasta que el venga otra vez (Hechos 8:26-29; Mateo 28:19; Romanos 6:4-6; Lucas 22:19-20; I Corintios 11:23-24).

 

Articulo X – Los Justos y los Impíos

Creemos que hay una diferencia entre los justos y los impíos; que solo los que ponen su fe en Jesucristo son justificados y santificados delante de Dios; mientras que todos los que siguen impenitentes e incrédulos son impíos a la vista de Dios y están bajo condenación; y que esta diferencia sigue entre los hombres tanto durante la vida como después de la muerte, en la felicidad eterna y consciente de los salvos y el sufrimiento eterno y consciente de los perdidos (Malaquías 3:18; Romanos 6:17-23; Mateo 25:34-41; Lucas 6:25; Juan 8:21).

 

Articulo XI – El Regreso de Cristo

Creemos en el regreso corporal y personal de Cristo antes del milenio (premillennial); que vendrá en el aire antes de los siete anos de tribulación, para arrebatar a su iglesia; y que vendrá con su iglesia al final de la tribulación para juzgar a las naciones y establecer su reino en la tierra (I Tesalonicenses 4:13-18; Mateo 25:31-46; Apocalipsis 19:11-21).

 

Articulo XII – La Resurrección

Creemos en la resurrección de los cuerpos de los muertos; que los creyentes que duermen en Jesús resucitaran cuando Cristo venga por su iglesia, y serán arrebatados con los creyentes y vivos y transformados para recibir al Señor en el aire; y que los muertos impíos resucitaran al final del reino milenario y estarán corporalmente delante del juicio del Gran Trono Blanco para recibir su sentencia final (Juan 5:21-30; I Tesalonicenses 4:16; Apocalipsis 7:9-17; 20:11-15).